Receta de Solomillo con Salsa de Castañas.

Ahora que ya podemos decir que el frío nos va a acompañar hasta la primavera es el momento adecuado para empezar a hacer platos un poco más elaborados y con salsas suculentas que nos calienten por dentro y nos den la energía para poder sobrellevar el fresquito del otoño con un poco más de ganas. Aunque ya ha pasado “La Castanyada”, la temporada de las castañas sólo acaba de empezar, y no únicamente para tomarlas como merienda sino también para preparar las ricas salsas que acompañen nuestras carnes. Por ejemplo, un Solomillo de cerdo muy fácil de preparar y que va a apetecer a todos.

Para preparar esta receta para 4 personas necesitarás los siguientes ingredientes:

Para preparar las castañas: Lo primero que haremos será pelar con un cuchillo de punta las castañas, sólo la parte de la cascara, y las pondremos a hervir durante 10 minutos aproximadamente. Una vez transcurrido ese tiempo, las iremos sacando poco a poco para poder pelar la segunda piel y además así comprobaremos que estén todas sanas. Las reservamos para más tarde en un colador de verduras.

Consejo: es mejor sacar las castañas del agua caliente poco a poco porque una vez que se enfrían no podréis pelarlas con tanta facilidad.

Para preparar el solomillo: A continuación pondremos 5 cucharadas soperas de aceite a calentar a fuego alto en una sartén grande. Mientras tanto, salpimentaremos bien el solomillo en una tabla de madera y cuando el aceite esté caliente pondremos los 2 dientes de ajo, golpeados y sin pelar, los solomillos salpimentados y taparemos la sartén con una tapadera anti salpicaduras.

Doraremos las dos piezas de solomillo durante 3 o 4 minutos por cada lado, de manera que queden rosados por dentro pero no crudos. Cuando estén bien dorados le echaremos el vino dulce, o brandy, y removeremos la sartén con el mango para que el jugo se reparta bien y se rebaje el alcohol. Luego apartaremos la sartén del fuego, reservándonos la carne para cuando esté preparada la salsa.

Para preparar la salsa: A continuación, en una sartén mediana pondremos 5 cucharadas soperas de aceite, pero esta vez lo calentaremos a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente pondremos el puerro y la cebolla, ambos picados, a rehogar a fuego bajo y lo removeremos de vez en cuando para que no se tueste. Cuando empecemos a tener el sofrito listo añadiremos las castañas peladas y troceadas. De nuevo lo removeremos bien todo y añadiremos medio vaso de vino, un vaso de agua, una pizca de sal y lo dejaremos cocer a fuego suave durante 5 minutos. Una vez haya pasado este tiempo de cocción lo batiremos bien para obtener así la salsa de castañas. Si no queréis que queden pedazos, podéis colarlo.

Para acabar el plato: Para terminar, pondremos de nuevo los solomillos en el fuego. Una vez estén de nuevo calientes verteremos la salsa y lo cocinaremos todo junto durante unos minutos para que así el jugo del solomillo y de su preparación, y la salsa de castañas se unan formando una salsa más compacta.

Sugerencias de presentación: Lo presentaremos en el plato ya cortado y con la salsa bien repartida por alrededor del solomillo. También podéis añadirle un par de patatas asadas.

¿Qué puedes poner de menú?: Se puede acompañar por un puré de calabaza como primero, o simplemente con un vasito de arroz blanco, en el mismo plato, que mezclaremos con la salsa de castañas, y convertirlo en un plato único. Y como postre nuestra dosis de vitamina C diaria, unas tartaletas de frutas, para el frío que está llegando.

Para beber: Lo mejor para acompañar la carne es un vaso vino tinto y luego podemos seguir con agua para degustar el menú.

Deja un comentario