Viaje gastronómico por la ‘bella Italia’

mozzarella-1575066_1280

Cuando pensamos en cocina italiana, inevitablemente nos vienen a la cabeza sus tres platos más internacionales: pasta, pizza y risottos. En cualquier rincón del mundo, por muy remoto que sea, vas a encontrar un restaurante italiano con alguna de estas tres elaboraciones. Y es que  la gastronomía de este país es una de las más populares de todo el globo.

Pero no todo se queda en estos tres platos. La comida italiana es mucho más que eso, y uno de los ejemplos más variados de la dieta mediterránea. Y no existe una sola gastronomía italiana, ya que la cocina varía y tiene personalidad propia en cada una de las regiones de este país.

Milán y el norte

tapulone

En el norte, se cocinan más sopas y platos calientes, especialmente en invierno. Y también son típicas algunas carnes hervidas en vinos tintos y mantequilla, como el tapulone de Borgomanero, en la provincia de Novara, cerca de Milán. Compartimos la receta y foto del blog Mondo del Gusto. Se trata de un plato antiguamente cocinado con carne de burro triturada no muy fina, que hoy se prepara normalmente con ternera, cocida en vino tinto y caldo, con patatas y berzas… Se suele acompañar de la polenta, una sabrosa sémola de maíz… ¡Riquísimo!

vitello

En esta zona del Piamonte también es muy típico el vittello tonnato, un plato frío a base de ternera estofada cortada fina, con una salsa de mayonesa, atún, anchoas y alcaparras.

Y, por supuesto, los arroces, muy presentes en el norte, como el sencillo y riquísimo risotto a la milanesa, que destaca por el intenso color amarillo que le da el azafrán.

rice-dish-1740298_1280

Entre las pastas, ninguna más conocida que la boloñesa, original de la ciudad de Bolonia, a base de tomate, carne, cebolla, zanahoria, albahaca, pimienta y vino blanco.

La Toscana y Roma

Bajando hacia el centro de la bota, nos detenemos en la capital de la Toscana, Florencia, cuyo plato estrella es la fiorentina, una espectacular chuleta de solomillo de ternera a la brasa con un sabor único, que se debe maridar con uno de los deliciosos vinos tintos de la zona, como un Chianti, un Brunello di Montalcino o un Montepulciano.

La siguiente parada la haremos en Roma, donde además de muchas otras delicias, os recomendamos no perderos la pasta cacio e pepe (con queso pecorino romano y pimienta). Una de las recetas de pasta más ricas de todo el país, sencilla, fácil de preparar y económica. Si no encontramos el pecorino, podemos sustituirlo por otro queso de cabra seco… ¡¡¡Ummm!!!

El tradicional Sur

Y llegamos al Sur, quizás la zona más “típicamente italiana”, cuna de la pizza y de montones de variedades de pastas, servidas en abundancia al más puro estilo de la mamma. Aquí la cocina se caracteriza por platos sencillos, bañados de aceite de oliva y acompañados por las magníficas hortalizas y verduras de estas regiones más meridionales.

spaghetti-1987454_1280

Entre los platos de pasta, destacan los macarrones (penne) al raggout, una salsa elaborada con tomate y carne picada. Y, cómo no, los espaguetis a la puttanesca, receta típica de Nápoles, con guindilla picante, alcaparras, olivas negras, ajo, cebolla, orégano y albahaca.

Y como buena zona de cocina de aprovechamiento, el sur elabora los suppli unas deliciosas bolas rebozadas de arroz (sobrante de los risottos) con carne y mozzarella.

El sur también es tierra de excelentes pescados y mariscos, procedentes de sus paradisíacos mares calabreses o sicilianos…

¿Te hemos despertado el hambre? ¡Seguro que sí! Pues ya sabes, prueba alguna de estas recetas y… buon appetito!!!

Comentarios
2 Responses to “Viaje gastronómico por la ‘bella Italia’”
  1. pier dice:

    Muchas gracias por poner un link a mi página ;-) Post muy interesante!
    Saludos,
    Pier

Deja un comentario

He leído y acepto las condiciones legales