¿Truco o trato? Llega Halloween

La festividad de Todos Los Santos ha tomado –en los últimos años- influencias anglosajonas, de aquí que ahora parece haber quedado relegada en popularidad por el conocido Halloween.

Halloween es una festividad de origen celta, de hecho era considerado el ‘año nuevo celta’ que marcaba el final del verano. Pero la leyenda cuenta que Halloween era la puerta que separaba el mundo de los vivos del más allá, y entonces los espíritus de los difuntos visitaban en procesión las casas de sus familiares. De aquí la tradición de los más pequeños de disfrazarse de personajes de ultratumba e ir a recabar golosinas por las casas con el famoso ‘truco o trato’ (trick-or-treat).

A pesar de que se ha traducido trick como truco, en realidad sería un susto o broma macabra, por lo que sería más apropiado llamarlo ‘dulce o susto’.

El “truco o trato” es una leyenda de origen celta según la cual no solo los espíritus de los difuntos vagaban libremente por la tierra la noche de Halloween, sino también toda clase de entes procedentes de distintos reinos espirtiuales, entre los cuales había uno especialmente malévolo que respondía al espíritu de Jack O’Lantern, nombre con el que se conocen las populares calabazas de Halloween. El truco que el espíritu de Jack proponía consistía en una maldición de la casa y sus habitantes, por lo cual era ‘aconsejable’ hacer trato con él a cualquier precio.

Como protección al espíritu de Jack surgió la idea de crear calabazas con formas terroríficas para evitar que el espíritu de Jack se acercara a los hogares.

Actualmente los niños se disfrazan para la ocasión y aceptan como trato dulces o dinero, si no ‘pactas’, puede que seas ‘víctima’ de una de sus bromas, frecuentemente que arrojen huevos o espuma de afeitar. ¿Haces trato?

.

Deja un comentario

He leído y acepto las condiciones legales