Consejos para no engordar en Navidad sin renunciar a nada

Si hay una época del año en la que nos encanta comer son las vacaciones de Navidad. Hoy os explicamos cómo evitar que estas fechas afecten más de la cuenta a nuestro peso, aplicando algunos trucos antes o después de las Fiestas.

No llegues con hambre

pig-1832146_1920

No intentes matarte de hambre las horas previas a la comilona de Navidad, lo único que conseguirás es el efecto contrario: llenarte de comida de manera compulsiva e insana. En su lugar, intenta comer un snack saludable y nutritivo antes de llegar a las celebraciones, de manera que puedas disfrutar de la comida principal sin excederte.

Imponte un ritmo

appetizer-942469_1920

Una manera de conseguir disfrutar de todo el menú sin pasarse es imponerte un ritmo a la hora de comer. Si masticas despacio, saborearás mejor cada receta y te sentirás llen@ antes. Deja el tenedor en el plato después de cada bocado o únete a la conversación. Comer lentamente es la clave para estas ocasiones.

Hazte con un plato pequeño

cover-1589427_1280

Estamos acostumbrados a llenarnos el plato hasta arriba y, como es normal, nos sabe mal dejarnos algo después. Los platos de menor tamaño serán tus mejores aliados: incluso llenos, tendrán capacidad para menos comida y, por tanto, comerás a gusto y sin exceso.

Mantén la cuenta de los canapés

appetizer-2802_1920

Los canapés son un hito en la historia de las comidas y cenas navideñas. Lo sabemos, están riquísimos y son muy fáciles de comer. Por ello, conviene que lleves la cuenta de cuántos te has comido, con tal de marcar un límite y mantenerlo. De esa forma, disfrutarás de ellos a la vez que dejas espacio para otras cosas y cuidas la línea.

Sé selectivo

cinnamon-1822178_1920

Selecciona los platos o aperitivos que no te quieres perder y planifícate un menú de acuerdo a ellos. La idea es que no tengas que renunciar a nada ni conformarte comiendo cosas que no te interesan en su lugar. Si, por ejemplo, los entrantes tienen muy buena pinta pero son bastante calóricos, compensa optando por primeros platos más ligeros después.

¡Quémalo!

run-1749410_1920

Si, aun así, no puedes evitar darte los típicos caprichos navideños, ¡no pasa nada! Compensa haciendo deporte y quemando esas calorías de más que has consumido durante las fiestas. Hacer ejercicio es un hábito muy saludable que te ayudará tanto a mantener la línea como a estar de mejor humor. Da paseos, sal a correr… ¡todo cuenta!

Deja un comentario

He leído y acepto las condiciones legales