Cómo protegerse del sol y cuidar tu piel en verano

1106764_27235368

Ya sea en la ciudad, en la playa o durante una ruta de senderismo en la montaña, cuando la piel queda expuesta intensamente al sol puede sufrir. Por lo tanto, es muy importante protegerse adecuadamente de los efectos nocivos del sol para evitar cualquier tipo de enfermedades o quemaduras.

 

Efectos nocivos del sol 

Los efectos nocivos más conocidos son los que ocasionan en la piel los rayos ultravioleta B (UVB) y los A (UVA). Pueden producir efectos adversos agudos como el eritema y la quemadura solar (asociados a rayos UVB), y efectos crónicos como el fotoenvejecimiento (asociado a los rayos UVA), y lesiones precancerosas y tumores (asociados tanto a rayos UVA como UVB).

 

Evitar el sol al mediodía

Como norma general para prevenir estas dolencias, se recomienda permanecer en la sombra cuando los rayos solares son más fuertes, especialmente entre las 12:00 y las 15:00 horas. Pero es necesario tener cuidado y protegerse siempre, ya que aunque en la sombra la radiación es más débil sigue existiendo riesgo de quemarse.

 

Elegir el factor de protección solar (FPS) adecuado

Sobre todo al principio del verano, deben utilizarse productos con un factor de protección solar alto ya que nuestra piel está más sensible a los rayos del sol. Y, en cualquier caso, ya sea al principio o al final de verano, el FPS no será nunca inferior a 15, según recomiendan los médicos.

Además, el FPS que necesites dependerá de tu fototipo (tipo de piel). Descubre aquí los 6 fototipos existentes, detecta cuál es el tuyo y aplica las recomendaciones de protección solar adecuadas a tu piel.

 

1173260_95114557

Protegerse con antelación 

Después de aplicar la loción, se debe esperar entre 20 y 30 minutos antes de tomar el sol. Esto es debido a que no todos los protectores actúan de inmediato y algunos tardan unos minutos en hacer efecto. Es importante asegurarse de echarse crema especialmente en las áreas más sensibles como en la cara, la espalda y el pecho.

No olvidar las gafas de sol

Pero no solo la piel debe estar protegida, los ojos también necesitan cuidarse de la radiación solar. Es muy importante usar gafas de sol homologadas que lleven la marca CE (Conformidad Europea), que certifica que son apropiadas y que cumplen las directivas europeas.

 

Después de tomar el sol

CondisPiscinaSegún el oncólogo Eduard Batista, que participó en nuestro taller Condislife del 14 de mayo, dedicado a la protección solar, el cuidado de la piel no finaliza tras la jornada de playa, ya que durante una larga exposición al sol, la piel se deteriora por el aire, la sequedad, el cloro o la sal, así que conviene tomar una ducha sin usar jabones con demasiados perfumes. Y aplicar una crema hidratante que nutra y refresque la piel es la mejor opción.

Por último, si ya se ha producido alguna quemadura, se debe evitar cualquier tipo de contacto con la luz solar hasta que esta haya sanado completamente. El doctor recomienda especialmente aplicar geles calmantes y cremas hidratantes varias veces al día en las zonas afectadas y beber líquidos en abundancia.

Recuerda que la piel tiene memoria y que los efectos negativos de la exposición excesiva al sol se acumulan año tras año, así que nunca la descuides.

Y ahora… ¡a disfrutar del verano!

 

 

Deja un comentario



De conformidad con el Reglamento Europeo 2016/679 General de Protección de Datos, así como en cualquier ley nacional que resulte de aplicación, te informamos que los datos personales que nos facilitas serán tratados por CONDIS SUPERMERCATS, S.A., como responsable del tratamiento, con la finalidad principal de gestionar los comentarios que publiques en nuestro blog Condislife. Comunicarte que, no se cederán datos a terceros salvo que exista una obligación legal.
Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de tus datos. Consulta cómo ejercer tus derechos así como cualquier otra información adicional al respecto en nuestra Política de Privacidad.