Consejos para una casa más fresca

Todos sabemos que los meses de verano pueden ser un poco sofocantes, sobre todo si prefieres alternativas más respetuosas con el medio ambiente que los aires acondicionados y los ventiladores. Con los consejos que traemos en este post sabrás cómo tener una casa más fresca.

¡Refugiémonos del calor!

Lo primero para mantener tu casa fresca, es no dejar entrar el calor. Obvio, pero, ¿cómo? Ahí van algunos consejos:

  • Baja las persianas y el toldo, si tienes. De esta manera conseguirás mantener alejado el calor del sol y evitar que entre en tu hogar. Pero intenta recoger el toldo en cuanto no haga sol para que pueda correr el aire.
  • Cambia tus bombillas. Si aún tienes bombillas incandescentes, ¡pásate al LED! Las bombillas incandescentes gastan casi toda su energía emitiendo calor, y no es eso lo que queremos para una casa fresca, ¿verdad? ¡Así que deshazte de ellas y cámbialas por luz LED o de bajo consumo! No sólo te ayudará a disminuir las fuentes de calor en casa, ¡también ahorrarás un buen pico en la factura!
  • Si tienes extractores, tanto en la cocina como en el baño, ¡úsalos! Evitarán que el calor se esparza por la casa. Otra opción es cocinar fuera o hacer una barbacoa, ¡eso suele gustar a todo el mundo!

Cómo atraer el fresco: consejos para mantener tu casa fresca

Así como anteriormente te hemos aconsejado cómo alejar el calor, ¡ahora te ayudamos a atraer la frescura!

En el dormitorio…

Cambia las sábanas. Quizás parezca una idea demasiado simple como para ser verdad, pero cambiar tus sábanas puede ayudarte a no solo tener una sensación de frescura (sobre todo cuando salimos de la ducha, ¡no hay mayor satisfacción!). Si usas ropa de cama de algodón o lino, el aire transpira mejor y te mantiene fresco.

También puedes usar un colchón hinchable, suelen ser cómodos y baratos y, sobre todo te refrescan. ¿Cómo hacen eso? Muy sencillo: al estar llenos de aire, el colchón no se calienta con nuestro cuerpo.

Y para una estancia aún más fresca: ¡deja tus ventanas abiertas cuando no haya sol! Es decir, por la mañana temprano y por la noche, que es cuando refrescan las temperaturas. Si además quieres dormir sin mosquitos ni insectos, coloca mosquiteras y, ¡a dormir frescos!

Una fachada más fresca

Aunque no lo parezca, la fachada de una casa es un factor importante si quieres refrescar tu casa. Puedes pintar tu fachada de color blanco o de un color más claro, de esta manera (al igual que con la ropa), la luz se reflejará en ella y no creará un efecto invernadero.

Otra opción es dejar crecer plantas trepadoras en ella, formando una barrera natural contra el calor. El interior de la casa también puedes pintarlo de colores claros, lo hará más veraniego y tendrás sensación de más frescura.

Ahora que tu casa es más fresca, ¡Ya puedes disfrutarla! Solo nos queda decir que no todo está en la casa, también tu temperatura corporal tiene mucho que ver. Así que, lo de todos los años: bebe mucha agua, toma duchas frecuentes y evita las horas centrales de calor. ¡Si es que sale casi de carrerilla!

Con la app de Condis Family estás al día: por eso en este apartado encontrarás los posts más recientes. Si quieres consultar algún post anterior, ¡pásate por nuestra web CondisLife!

Deja un comentario



De conformidad con el Reglamento Europeo 2016/679 General de Protección de Datos, así como en cualquier ley nacional que resulte de aplicación, te informamos que los datos personales que nos facilitas serán tratados por CONDIS SUPERMERCATS, S.A., como responsable del tratamiento, con la finalidad principal de gestionar los comentarios que publiques en nuestro blog Condislife. Comunicarte que, no se cederán datos a terceros salvo que exista una obligación legal.
Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de tus datos. Consulta cómo ejercer tus derechos así como cualquier otra información adicional al respecto en nuestra Política de Privacidad.