Carne de cordero: cortes y cómo cocinarlos

La carne de cordero es una de las más apreciadas en nuestra gastronomía. Es muy versátil y se puede cocinar tanto a la plancha, como al horno o en estupendos estofados. Se puede disfrutar a diario, gracias a la variedad de los cortes que podemos encontrar habitualmente en el supermercado. Y otras piezas son ideales para disfrutar en ocasiones especiales.  Una carne excepcional para todos los gustos. Te contamos cómo elegirla y cómo sacarle en mejor provecho.

italy-2102029_1920

Carne de calidad y cómo conservarla

Para empezar, debemos asegurarnos de estar comprando una carne de calidad, es decir, 100% nacional, para garantizar que nuestros platos nos salgan de lujo.

Cuanto más fresca sea una pieza, más sabrosa estará. Por ello, conviene que nos fijemos en los siguientes aspectos:

  • Color. La carne de cordero tiene un color rosado cuya intensidad depende de la edad que tenga el animal, siendo los más jóvenes de un color más pálido. Evita los cortes que presenten tonos ocres o grisáceos, ya que son síntoma de una carne oxidada.
  • Textura. La mejor carne es firme y tersa. Huye de carnes que parezcan “húmedas” y estén blandas.
  • Huesos. Si la pieza presenta huesos, fíjate en que tengan cortes limpios o que estén enteros, nada de huesos partidos o astillados. Además, si el interior del hueso tiene un poco de sangre, indica que la carne es fresca.
  • Etiquetado. Una de las mejores maneras de saber la calidad de la carne es fijarnos en su etiquetado. Allí encontraremos procedencia, tipo de cordero e información sobre su frescura.

Ya tienes la carne perfecta, ¿ahora qué? Puedes conservarla en la nevera hasta un máximo de dos días. Si crees que tardarás más en comerla, la mejor opción es el congelador.

Los cortes

El cordero, pese a haber bajado su consumo en España por su percepción de caro, presenta multitud de cortes que encajan con un precio asequible y perfectamente compatible con los bolsillos más ajustados.

cordero

El corte que más te conviene dependerá del uso que quieras darle. Aquí te presentamos los más comunes y las mejores maneras de prepararlos:

  • Pierna. Corresponde a las patas traseras del cordero, que pueden encontrarse enteras, a filetes o deshuesadas. Se trata de un corte muy apreciado del animal, ya que es tierno y extremadamente versátil en sus usos culinarios, como asados, guisos, al horno…
  • Chuletas. Son un corte que procede del despiece de las costillas, dejando una carne con hueso muy jugosa. Las más típicas son las “chuletas de palo”, consideradas categoría extra. Es muy típico comerlas asadas, a la brasa, al horno, a la plancha, estofadas o fritas.
  • Costillar “french rack”. Delicioso cuando se prepara asado, este corte se sitúa en la parte inferior del lomo, donde sobresalen las costillas y se “baja” la carne, dando una forma muy original y exclusiva a la pieza.
  • Paletilla. Corte procedente de las patas delanteras, muy sabrosas y jugosas. Contiene una mayor porción de grasa que otros cortes, por lo que su carne es tierna y excelente para asar entera.
  • Pecho. Es una parte muy sabrosa del cordero que se encuentra entre el cuello y la paletilla, conservando una porción importante de grasa. Este corte es ideal para hacer ragú o estofado.
  • Collares. Son rodajas de carne procedente del cuello, con hueso y no muy gruesas. Se puede presentar como rodajas enteras o en medias rodajas. Esta carne es muy sabrosa debido a la grasa que presenta, y queda perfecta guisada o a la plancha.

¿Y los nutrientes?

Como toda la carne roja, el cordero es una fuente fantástica de proteínas y hierro. Además, también presenta cantidades notables de vitamina B12, que vela por la salud del sistema nervioso.

lamp-802048_1920

No obstante, aunque presenta propiedades beneficiosas, como siempre, es importante consumir la carne roja con moderación.

Deja un comentario

De conformidad con el Reglamento Europeo 2016/679 General de Protección de Datos, así como en cualquier ley nacional que resulte de aplicación, te informamos que los datos personales que nos facilitas serán tratados por CONDIS SUPERMERCATS, S.A., como responsable del tratamiento, con la finalidad principal de gestionar los comentarios que publiques en nuestro blog Condislife. Comunicarte que, no se cederán datos a terceros salvo que exista una obligación legal.

Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de tus datos. Consulta cómo ejercer tus derechos así como cualquier otra información adicional al respecto en nuestra Política de Privacidad.