Plantas tóxicas para mascotas

Algunas plantas pueden ser tóxicas para perros o gatos, y pese a que les enseñemos a no tocarlas, pueden acercarse y tener algún susto. Tomad nota para saber qué plantas deberíais evitar tener si compartís vuestro hogar con mascotas.

Narciso

daffodil-1318247_1920

La flor del narciso presenta varias especies, todas ellas tóxicas para nuestros animales de compañía, en especial los bulbos. Si nuestra mascota entra en contacto con el jugo de esta planta, puede sufrir dermatitis e irritaciones cutáneas. Por otro lado, la ingestión del narciso puede provocar vómitos, diarreas, dolor abdominal, inflamación, salivación excesiva o convulsiones, entre otros síntomas.

Adelfa 

adelfa laurel rosa

También conocida como laurel rosa, esta planta es bastante común en jardines públicos y resulta tóxica en todas sus partes, por lo que os recomendamos estar atentos. Los síntomas que puede provocar son vómitos, diarreas, irritación y dolor abdominal, somnolencia, depresión del sistema nervioso central, fiebre, taquicardia, e incluso coma y la muerte.

Hiedra

ivy-1812448_1920

La hiedra es una planta trepadora que puede ser ligeramente tóxica si nuestra mascota entra en contacto cutáneo directo con ella, provocando dermatitis con irritaciones, erupciones cutáneas, ampollas y úlceras. Si es ingerida, puede llegar a ser letal; los síntomas de ingesta incluyen trastornos gastrointestinales, malestar general y espasmos musculares. Es muy común tener hiedra en el jardín de casa, así que ¡cuidado!

Hortensia

hydrangea-1569788_1920

Se trata de una planta ornamental cuyas hojas y flores pueden resultar nocivas para perros y gatos. Si vuestra mascota ingiere esta planta, puede sufrir síntomas como diarreas, vómitos, dolor abdominal, malestar general y falta de coordinación, por lo que es importante que vigiléis cuando se encuentren cerca de hortensias.

Azalea

azalea-1552331_1920

La azalea es una especie de arbusto de flor, cuyas hojas y flores también resultan nocivas para las mascotas. La ingesta en dosis pequeñas de esta planta puede provocar que nuestros perros o gatos sufran una falta de coordinación e incluso alucinaciones. Aunque es raro que se consuman en grandes cantidades, los síntomas de una dosis elevada son ardor bucal, salivación excesiva, alteraciones en el sistema nervioso central, debilidad muscular, trastornos gastrointestinales, e incluso puede llegar a ser letal.

Poinsettia y acebo

flower-1829702_1280

Acabamos de terminar las Fiestas, pero seguro que todavía quedan en vuestras casas algunos ejemplares de estas dos plantas típicas de la Navidad. La poinsettia o Flor de Pascua posee un látex de aspecto lechoso que incluye gran cantidad de substancias químicas nocivas para perros y gatos. Puede ser peligrosa tanto la ingesta de tallos y hojas, como el contacto cutáneo u ocular, pudiendo causar afecciones inflamatorias, cuadros tóxicos y en casos extremos, incluso la muerte.

holly-494420_1280

En el caso del acebo, la toxicidad va ligada especialmente a problemas gastrointestinales más o menos severos, según las dosis ingeridas, y se encuentra tanto en las hojas como en sus bayas rojas. Se calcula que la ingestión de 20 bayas por un perro de talla media es suficiente para causarle la muerte en pocas horas. Así que no dejéis esta planta al alcance de vuestros peludos, e id con suma atención si se le desprenden bayas que puedan quedar rodando por el suelo…

 

Este es un pequeño listado que recoge las plantas más comunes, pero existen otras con las que también debéis ser precavidos. Sobre todo, estad atentos con vuestras mascotas y, si presentan algún síntoma, llevadlas inmediatamente a un veterinario para que puedan ser tratadas.

Deja un comentario

He leído y acepto las condiciones legales