Las infusiones, remedios de la abuela

“Si te duele la barriga, toma una manzanilla”. Las abuelas son sabias y conocen los secretos de la naturaleza para curar molestias. En el post de hoy os contamos los beneficios de algunas plantas medicinales que pueden tomarse como una infusión.

Manzanilla

herbal-tea-647535_1920

Es comúnmente conocido que una infusión de manzanilla puede ayudarnos a hacer más llevadera una digestión pesada. Pero además de tener propiedades digestivas, es antiespasmódica, ayuda a expulsar gases y protege y repara la membrana gástrica. También puede ayudarnos a evitar las náuseas y vómitos. Curiosamente, las infusiones más cargadas de lo normal pueden producir el vómito, por lo que resulta interesante en caso de ingerir un producto tóxico. La manzanilla también es antiinflamatoria, ligeramente sedante, diurética, reduce el colesterol y combate la sinusitis. Además, si aplicas la infusión como mascarilla facial, ¡ayuda a eliminar el acné!

Té verde

te verde

Se trata de la forma de té con más propiedades antioxidantes, por lo que resulta muy útil para prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento y el estrés oxidativo. Al mismo tiempo, estudios han descubierto que, debido a alguno de sus componentes, esta bebida cuenta con cualidades anticancerígenas. El té verde es una alternativa estimulante mejor que el café, ya que aunque contiene cafeína (o, comúnmente, teína),  gracias a sus antioxidantes compensa los efectos estresantes de la misma. Esta bebida también tiene propiedades diuréticas y adelgazantes, que os ayudarán a eliminar toxinas y activar vuestro metabolismo.

 

Tila

tee-1023211_1920

Se trata de una planta que ayuda a tratar problemas de origen nervioso, como el insomnio, el estrés, nervios en la boca del estómago, etc. gracias a su capacidad sedante. También es antiespasmódica, por lo que una infusión de tila puede usarse como relajante muscular. La tila aumenta la sudoración, característica que puede ser útil para tratar ciertas enfermedades del aparato respiratorio, resfriados, gripe, asma, así como para bajar la fiebre. Si padeces algún dolor, una infusión de esta planta puede ser un buen analgésico. Otro de sus beneficios es que resulta un excelente antibiótico natural debido a sus propiedades antivirales y antibacterianas.

Romero

rosemary-1678308_1920

“De los beneficios del romero se podría escribir un libro entero” es un dicho popular extendido, y no por falta de razón. El romero es rico en ácido urólico, cosa que le  otorga propiedades hepáticas (ayuda a nuestro hígado), antioxidantes, antidiabéticas (reduce el azúcar en sangre) y reduce el colesterol. Al mismo tiempo, es una planta muy beneficiosa para el aparato digestivo, ya que lo estimula y protege, la circulación sanguínea y para combatir las enfermedades respiratorias. Por si eso fuera poco, una infusión de esta planta también puede ayudar a aliviar los dolores menstruales. ¡Lo tiene todo!

Té de flor de sauco

tea-1770415_1920

Es importante destacar que si queréis preparar una infusión de sauco, lo hagáis únicamente con las flores, ya que la corteza y las hojas de este árbol son tóxicas para el consumo. La infusión de flor de sauco destaca por ser beneficiosa para tratar las afecciones de tipo respiratorio como tos, gripe, resfriados, bronquitis o anginas. Otra cualidad que posee esta planta es la diurética; nos ayuda a depurar nuestro organismo, a eliminar toxinas y a prevenir afecciones renales o combatir la retención de líquidos. También resulta útil contra el insomnio, la migraña, los dolores de cabeza o las inflamaciones, ya que es antiinflamatorio, antiespasmódico y antiséptico.

Estas son algunas de las plantas medicinales que existen, pero podéis encontrar muchísimas más. En ciertos casos, conviene que consultéis a vuestro médico sobre posibles contraindicaciones de algunas plantas. ¡A cuidarse!

Deja un comentario

He leído y acepto las condiciones legales