Perros y niños: una experiencia gratificante

Convivir con un bebé y un perro en casa se puede convertir en una de las experiencias más gratificantes y enriquecedoras que se nos pueden presentar en la vida. Si seguimos unas buenas normas de higiene, establecemos pautas de comportamiento y asumimos un poco de trabajo extra, nuestro bebé no sólo disfrutará de la compañía canina, sino que además se beneficiará de aspectos importantísimos en su desarrollo, tanto educativos como afectivos.

42

El primer paso, educar a los niños

Si tenemos niños en casa y decidimos adoptar un perro o cualquier otra mascota, lo primero que tenemos que hacer es educar a nuestros hijos en el respeto y explicarles las atenciones que necesitará su pequeño amigo.

Es importante hacerles entender que no es un juguete, sino un ser vivo al que hay que mimar y cuidar y sobre todo al que hay que respetar y no hacer daño. El niño aprenderá el valor de la empatía, ya que no sólo se le enseñará a respetar a su mascota sino a cualquier ser vivo.

Desarrollo de la responsabilidad y la sensibilidad

El contacto con las mascotas en general es muy beneficioso para el desarrollo de los niños, de hecho, muchos animales son utilizados para terapias específicas.

Además, se ha demostrado que la convivencia con perros fortalece la autoestima de los niños, los hace más responsables e incluso más sensibles. La personalidad de los niños se forja hasta los 7 años, y si tienen a cargo a un perro, estarán desarrollando su responsabilidad sin saberlo, de forma natural y por su propia cuenta.

mascotas

Y aunque esto también puede ocurrir con otras mascotas, lo cierto es que el perro permite más que cualquier otro animal el desarrollo de estas facultades.

Compañeros de juego

Entre los niños y los perros se establece una relación muy estrecha, se convierten en cómplices y en compañeros de juegos e incluso de travesuras. Sin embargo, para que la relación entre ambos sea sana, tendremos que supervisar sus primeros encuentros y enseñar a ambos cómo deben tratarse. Un consejo es reservar un horario determinado para que ambos jueguen, y de este modo valorarán este momento como algo divertido al tiempo que aprenderán a tratarse.

¿Qué perro elegir?

Cualquier perro traerá felicidad y alegría a la familia. Pero, según los expertos, hay razas más propicias para la convivencia con niños pequeños. Entre ellos, aunque resulte sorprendente por su aspecto fiero, destacan el Bulldog, el Boxer Americano y el Bull Terrier. Pero hay muchos más con una sensibilidad especial para el trato con los más peques de la casa.

Deja un comentario

He leído y acepto las condiciones legales